01:02 -Viernes 23 Febrero 2024
16.9 C
Santiago
Categorias:

Investigación aporta evidencia sobre últimas olas de calor en Chile y su impacto en la salud

El Centro de Políticas Públicas UC, dio a conocer un estudio que analiza los efectos en la salud por las llamadas olas de calor, eventos que han sido poco estudiados en Chile y que tenderán a aumentar en magnitud y extensión en el país y el mundo.

Durante la misma semana, varias alertas se han levantado también luego que la Dirección Meteorológica de Chile informó que en los próximos días podría producirse la primera ola de calor del año 2024 sobre el norte y centro de Chile. El Sernapred, por su parte, recomendó suspender las actividades agrícolas y forestales para evitar incendios, mientras que el Ministerio de Salud reiteró el llamado al autocuidado.

La investigación, dirigida por Yasna Palmeiro y titulada  “Impacto de las olas de calor en la salud en Chile: evidencia y recomendaciones”, logró estimar por primera vez a nivel nacional y regional la cantidad de muertes adicionales asociadas a este fenómeno climático en los años 2017 y 2019 períodos en que se registraron altas temperaturas por sobre lo normal en el país. El estudio tiene como referencia las investigaciones que se han realizado en Europa respecto a estos eventos en los últimos 20 años.

En el caso de Chile, el estudio estadístico identificó un número de muertes superior en el grupo de adultos con igual o más de 65 años dentro de los períodos de interés, es decir, cuando se produjeron las olas de calor en el año 2017 y el 2019.

En el caso del 2017, el estudio observó que en ese rango de edad hubo 530 muertes en exceso, superior al del período de interés y a un período similar en ausencia de ola de calor.

“Hay sistemáticamente una asociación entre la temperatura, la duración de la ola de calor y el exceso de muertes en diferentes regiones”, explicó la académica, enfatizando que también se hace evidente el impacto de las olas de calor entre los adultos mayores. Sin embargo, advirtió, esto que podría transformarse en un problema de la salud pública, aún carece de estudios que podrían indagar en otros impactos a la salud, y en otras poblaciones como la de los trabajadores.

Yasna Palmeiro, también indicó que es necesario una acción preventiva y articulada en multiniveles y multisectorial donde resulta esencial la vinculación de las políticas de calor extremo con las de reducción de desastres. En esa línea son indispensables las del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres Sernapred, y que como iniciativa requiere un mayor apoyo político, económico y organizacional, planteó la experta.

Por otro lado, la especialista apuntó a realizar evaluaciones de riesgos de calor extremo a nivel nacional, regional y local, así como la preparación de planes de comunicación de riesgo articulados.

La investigadora y enfermera también apuntó a fortalecer la participación social en las comunidades, donde el cuidado de los vecinos hacia otras personas de población de cuidado  es óptimo en algunos lugares, pero sin embargo, debiese de manera planificada fortalecerlo aún más.

 

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content