19:31 -Miércoles 24 Julio 2024
18.1 C
Santiago
Categorias:

Memorias de las dictaduras de España y Chile dialogan en nueva exposición del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

El 23 de noviembre el Museo de la Memoria y los DDHH inauguró “Lo que nos queda por hablar”, una exposición que ofrece conexiones, vínculos y discusiones sobre las maneras en que construimos nuestras memorias. La muestra busca acercar puntos de vista de distintas generaciones que problematizan aspectos de estos pasados, a través de videos, fotografías, instalaciones, pinturas y dibujos, exhibidos en un diálogo con piezas de la colección del Museo.

Esta exposición se da en un momento clave tanto para Chile, por la conmemoración de los 50 años del golpe, como para España, que se encuentra en pleno proceso de implementación de la ley de memoria histórica. “Para nosotros es fundamental conectar con la historia chilena y con ese imaginario de respuesta a la dictadura que hemos mirado con admiración . En España se están exhumando cuerpos de fosas comunes, lo que genera muchas resistencias desde el sector de la extrema derecha y reacciones sociales, es un buen momento para revisar nuestras memorias del franquismo”, cuenta Marco Godoy, artista español que participará de la muestra.

En esta misma línea, la directora ejecutiva del Museo de la Memoria y los Derechos HumanosMaría Fernanda García, recordó la relación entre nuestro país y España en esta materia, sellada en julio de este año con la firma de un protocolo de cooperación entre el Museo y el gobierno español a través de la Secretaría de Memoria Democrática para el intercambio de experiencias y el desarrollo de acciones conjuntas. Señala,  “tenemos historias comunes y acercarnos nos permite fortalecer la defensa de la democracia y los derechos humanos, especialmente mirando hacia las nuevas generaciones, en un contexto de creciente violencia mundial”, afirmó.

La exposición, organizada por el MMDH, ha recibido el apoyo del Centro Cultural y la Embajada de España, de la Fundación Mondriaan, BienalSur, PICE/Acción Cultural, Instituto Etxepare y de la Generalitat de Catalunya.

En este contexto, el embajador de España en Chile, Rafael Garranzo, sostuvo que “existe una generación de artistas españoles contemporáneos que a través de su obra trabajan y reflexionan sobre la memoria y sobre la historia reciente española, y para nosotros como Embajada y Centro Cultural nos parecía importante entrar en ese diálogo con los artistas chilenos, sobre todo en un contexto como el actual, en el que se conmemoran 50 años del golpe de Estado en Chile y se cumplen también 30 años desde la apertura del Centro Cultural de España en Chile”.

Lejos de desplegar una cronología de ambas dictaduras, “Lo que nos queda por hablar” revela nuevos relatos. En lugar de detenerse en recuerdos fijos del pasado, busca operar como un espacio compuesto de fragmentos y narrativas inconclusas que interpelan, resuenan y habilitan nuevas formas de imaginación relacionadas a los silencios, huellas, cuerpos, monumentos y geografías de ambos periodos.

El delegado para el Cono Sur de la Generalitat de CataluñaJosep Vives, resaltó el compromiso de Cataluña con el patrimonio memorial: “esta exposición constituye una magnífica oportunidad para poner en valor la lucha de tantos hombres y mujeres en favor de la causa de la democracia y de la libertad y, al mismo tiempo, para recordarnos que esa lucha no ha terminado porque siempre necesita de nuestro compromiso cívico inalienable”.

“Formamos parte de una generación de restitución, clave para elaborar nuevas lecturas contemporáneas de la historia, en este caso, desde el ámbito artístico y cultural”, afirman las artistas del colectivo español Art al Quadrat, que estarán presentes con un acto de homenaje a las mujeres que fueron rapadas como forma de escarnio público durante la Guerra Civil y el periodo del franquismo en España.

“Mi expectativa es contribuir a la creación de comunidades de sentido, lugares donde se pueda entender colectivamente la magnitud de estas historias y sus implicancias en la actualidad”, explica por su parte el artista chileno Mauricio Toro Goya, quien presentará la obra “Gólgota, Caravana de la Muerte“, sobre el paso de la comitiva del general Arellano Stark por el norte de Chile.

La artista catalana Noelia Pérez, en tanto, presentará una pieza compuesta de fragmentos que datan de 1945, encontrados en un pueblo del interior de Cataluña. A través de ellos, aborda la reconstrucción del recuerdo y la función social del olvido en contexto de represión política. “Me interesa la memoria sentimental y sensorial labrada históricamente por las clases populares pobres, la memoria sensitiva de los pueblos frente a la historia oficial”, cuenta.

“Lo que nos queda por hablar” abre la puerta a pensar la memoria como un proceso en permanente construcción que reaparece bajo distintas formas y manifestaciones, invitando a generar diálogos que revelen puntos de contacto más allá del lugar de procedencia.

La exposición estará abierta al público de forma gratuita hasta el 7 de abril de 2024 en el tercer piso del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content