01:29 -Lunes 27 Mayo 2024
10.8 C
Santiago

Andrés Solimano analiza las disyuntivas de la política económica del gobierno

Una economía estancada en el mejor de los casos para nuestro país, es lo que auguran las entidades financieras internacionales. El economista Andrés Solimano, fundador y presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo, (CIGLOB) analizó la política económica del gobierno y sus disyuntivas.

La noticia más actual, es que la semana pasada el Banco Central redujo la tasa de política monetaria en un 0,5% o 50 puntos básicos. Esto reduciría la tasa de interés que marca la pauta para los bancos comerciales y entidades financieras.

La medida adoptada es más bien conservadora, debido a que desde el mercado financiero y los observadores anticipaban una baja mayor del interés como herramienta para reactivar.

Por otra parte, la proyección de la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto está en el cuadrante negativo. Esto implicaría que las empresas que se endeuden con créditos aumentarían sus ganancias en un 0% o negativo. “El costo del endeudamiento va a ser menor que el retorno en producción adicional, que la inversión que le daría origen”, explica Solimano.

Asimismo, el economista detalla que esta política sería restrictiva, lo que en parte explica por qué Chile es uno de los dos países Latinoamericanos que tendrán un crecimiento económico negativo, junto con Argentina, que vive una crisis aún mayor producto de la inflación.

La reducción de la inflación, ha sido una meta constante en este gobierno, sin embargo, Andrés Solimano, comenta que la economía se mantiene “apretada y recesiva”, en los sectores industriales por sobre todo.

El Ministerio de Hacienda, anunció que el próximo año el gasto público se aumentará en un 3,5%, mientras que el crecimiento sería de un 2%, lo que sería “contra cíclico”. Sin embargo, el economista apunta que el año pasado el gasto público se había reducido en un 25%.

“A nivel macroeconómico que incluye; la política fiscal y la política monetaria. Tenemos en los últimos dos años, el 2022 y lo que va del 2023, con un mínimo impulso macroeconómico”, detalla el economista.

Adicionalmente, el Banco Central ha decidido, en las últimas semanas, comprar dólares “ante las condiciones internacionales inciertas” argumenta Solimano.

El problema de la compra de dólares, comenta Andrés Solimano, es que “ha empujado mucho hacia arriba el tipo de cambio, que ha llegado a 950 pesos por dólar norteamericano. Eso lo que hace es encarecer las importaciones”. Lo que empuja hacia arriba los precios que pagan los ciudadanos por alimentos, petróleo, y otros artículos, lo que paradójicamente tampoco ayuda a bajar la inflación.

Exponiendo las decisiones ambivalentes tomadas por el Ministerio de Hacienda, Andrés Solimano concluyó su análisis económico, destacando la necesidad de mantener una política monetaria fija, que mejore las condiciones de la economía de las y los ciudadanos.

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content