14:28 -Martes 23 Abril 2024
20.7 C
Santiago

La democracia en la era de la gobernanza de los algoritmos

(Por Carlos Cañete Valenzuela, Cientista Político, Magister en Comunicación y Política Pública, Universidad Arcis). El siguiente artículo transitara hacia una descripción del fenómeno de la masificación de la gobernanza de los algoritmos (Inteligencia Artificial) y su incidencia en los procesos sociales. El abordaje de este fenómeno tiene varias aristas que hace aún más compleja una conclusión determinada.

 El fenómeno de la inteligencia artificial, en la era actual, ha sido objeto de diversos artículos de carácter científico, jurídico, económico y ético, obviando la dimensión política. Este artículo abordará la dimensión política del fenómeno de gobernanza de los algoritmos en democracia.

Según el informe anual de Idea (Instituto Ford Democracy and Electoral Assistance. página 6) nos alerta sobre el estado general de la democracia con tendencias al deterioro de estas. Como dato de la realidad entre 2016 y 2021, el número de países que avanzaron al autoritarismo fue doble a los países que avanzaron hacia la democracia. A finales de 2021 casi la mitad de los 173 países evaluados por IDEA INTRNACIONAL, están viviendo un descenso en al menos un atributo de la democracia.

Por otro lado, emerge de un tiempo a esta parte lo que se llama gobernanza algorítmica (La Vanguardia,2021, Innerarity Daniel, “Gobernar es ya en gran medida, y lo será más aun un acto algorítmico, una buena parte de las decisiones de gobierno, son adoptadas por sistemas automatizados. Podría denominarse ´Algocracia´a este, sistema en el que se utilizan algoritmos, para recoger, cotejar y organizar los datos a partir de los cuales se tomaran decisiones”.

Desde un enfoque político la gobernanza de los algoritmos tiende a dar continuidad a los actos conservadores puesto que las proyecciones de los algoritmos son en base al pasado, y no tomando en consideración los contextos históricos de dichas proyecciones. Dando paso a la consolidación de la técnica por sobre lo político, dejando menos espacio a la deliberación en la toma de decisión de la voluntad general del pueblo, dada la situación del estado de las democracias en el mundo.

 Las democracias modernas se encuentran en una crisis profunda, la desafección de la ciudadanía con la política, al decir de Byung Chul Han, estamos en presencia de un ciudadano burbuja digital, que tiene una relación con internet y recibiendo diversidad de informaciones, lo que  provoca el aislamiento  del colectivo, concluyendo el autor del libro Infocracia “la crisis de la democracia, es debido al cambio estructural de la esfera pública en el mundo digital” Dado estos elementos el quehacer de la política (se entiende que política es vivir en sociedad, relacionarse con los otros) se traslada hacia una esfera distinta, con factores digitales, como Big Data, redes sociales e internet, reconfigurando la relación del pueblo con el poder político, expresión de ello es la incidencia que ha tenido en los procesos electorales últimamente.

Un ejemplo En el año 2018 se efectuaron elecciones en un distrito de Tokio, participo un robot por un distrito a la alcaldía, Tokio, Michichito Matsuda, (diario el país su discurso fue acabar con la corrupción, salió en tercer lugar con 4.013 votos. En Madrid el año 2021, elecciones municipales, participo Sophie para interactuar con los periodistas acreditados para cubrir dicho evento eleccionario.

 Cómo estos ejemplos veremos más continuamente en el funcionamiento de las democracias. Dado lo argumentado anteriormente, el avance de la IA trae consigo incertidumbres con consecuencias éticas y políticas, por lo tanto, se hace necesario normar su aplicabilidad, tanto desde lo jurídico y ético, abordare desde la perspectiva ética, Fiordi y Cowol, (2019) “La responsabilidad, trasparencia y explicación algorítmica, se encuentra estrechamente ligados a la ética, que deben gobernar en la Inteligencia Artificial”.

Lo expuesto anteriormente, la inteligencia artificial ha creado un contexto político particular, que queda en evidencia en cómo se administra lo político, la tecnología es parte de la agenda política de desarrollo, estamos viviendo la más profunda  transformación cultural y antropológica,  con ello la modificación de significación de los dispositivos  retensiónales digitales en red, enfrentándose a la más profunda revolución desde la apropiación de nuestra visión  básica de realidad, el conocimiento y  las relaciones sociales, el mundo que estamos asistiendo, en una condición inaudita de la civilización humana, querámoslo o no estamos convocados a vivirla.

Lo escrito hasta ahora da más incertidumbre que certezas, Me planteo una pregunta ¿es la gobernanza algorítmica, (sistemas de toma de decisión automatizada) compatible con la toma de decisiones de los sistemas políticos?.

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content