01:57 -Jueves 25 Abril 2024
13.5 C
Santiago
Categorias:

Fiesta de la astronomía del Ministerio de Ciencia reunió a 7 mil personas en su primera versión

Miles de personas llegaron ayer a la Fiesta de la Astronomía “Estación Horizonte” organizada por el Ministerio de Ciencia para celebrar el décimo aniversario del Día de la Astronomía en Chile. 

Este se realizó por primera vez en el Parque Interactivo de los Conocimientos (MIM) e incluyó más de 20 actividades que incluyeron talleres, charlas, obras de teatro, cuentacuentos y diversas experiencias de observación distribuidos en distintas estaciones en parque, además del escenario principal, donde astrónomas y astrónomos, actores y músicos deleitaron a un público familiar que disfrutó con esta oportunidad gratuita al aire libre diseñada para comprender mejor los misterios del universo.

La ministra de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Aisén Etcheverry, destacó la multitudinaria concurrencia y la participación y el entusiasmo de tantas niñas y niños en cada una de las actividades: “Estamos felices de ver a tantas personas maravillándose con la ciencia y la tecnología, Como Ministerio de Ciencia queremos que niños y niñas que hoy están aquí sepan que Chile tiene los mejores cielos del mundo para la observación y que pueden ser astrónomos, astrónomas, ingenieros, ingenieras o técnicos y técnicas que en el futuro inventen un chip o un brazo mecánico de un moderno telescopio. Creamos esta Fiesta de la Astronomía para acercar esas posibilidades a la ciudadanía”, señaló.

La ministra Etcheverry recordó que hace muy pocos meses, junto al Presidente Gabriel Boric, recorrió el Observatorio Cerro Tololo, en la IV región: “En nuestro norte, astrónomos de distintas nacionalidades ‘hacen fila’ para conseguir un par de horas de observación, porque nuestro norte tiene lo que para ellos es un tesoro: 330 noches despejadas al año, un frío océano pacífico, un desierto muy seco y una cordillera de los Andes que supera los 4 mil metros de altitud. El resultado son los mejores cielos del mundo para la astronomía”, agregó.

Para la subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Carolina Gainza, el quehacer de la astronomía es una actividad científica que ha llegado al corazón de la ciudadanía: “Celebrarlo refuerza la identidad de nuestros territorios y protege los conocimientos que en estos se generan. También invita a que las niñas, los niños y los jóvenes se interesen por esta área y quieran aprender más”, señaló.

Otras autoridades presentes fueron la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana; la ministra de Bienes Nacionales, Marcela Sandoval; la directora de la Fundación Tiempos Nuevos, María Paz Epelman; la embajadora de Japón, Ito Takako y la presidenta del Consejo Asesor de Niñas, Niños y Adolescentes del MinCiencia, María Emilia Cañas.

El director del Museo Interactivo Mirador; Enrique Rivera, agradeció la participación de las familias, vecinos y autoridades y destacó el privilegio de nuestro territorio de ser capital mundial de la observación astronómica: “La astronomía nos hace conscientes de que la vida en nuestro planeta es tan especial que tenemos que cuidarla. Es muy importante para los jóvenes que van a empezar a estudiar astronomía saber que tenemos en nuestras manos la fortuna de tener este espacio muy seco del desierto de Atacama que nos permite traspasar con estos telescopios las capas del universo y comprender lo especial que es nuestra vida en la Tierra”, dijo.

Por otro lado, un éxito fue la reapertura del remodelado Museo Interactivo de la Astronomía (MIA) que pasó de tener 700 a 1000 metros cuadrados con más de 40 módulos interactivos para comprender el origen del Big Bang, la formación de los planetas, los agujeros negros, el impacto de la ley de gravedad y la posibilidad de vivir odiseas interestelares mediante la realidad virtual y mucho más.

Otras actividades destacadas fueron el espacio audiovisual, con la charla a cargo de Congreso Futuro con el astrónomo Juan Carlos Beamin, quien fue el guía de un alucinante recorrido por el sistema solar usando realidad aumentada. También hubo un rotativo de cápsulas audiovisuales del concurso de arte digital Extrasolar y un planetario inflable dedicado a las niñas y niños. Para asistentes como Nieves Mendoza esta experiencia fue increíble y muy didáctica: “Estuve viendo las estrellas de Júpiter y me gustó que hubiera ideas para niños y adultos”, señaló. “El evento me pareció genial, muchos talleres muy entretenidos y la observación lunar fue increíble”, destacó otra de las asistentes.

150 drones con relato en vivo de Carlos Cabezas 

En tanto, en el escenario principal la fiesta fue animada por Francisca Contreras, más conocida como “Fran la astrónoma”, quien logró la magia de hacer interactuar y guiar a los más pequeños para que no se perdieran ninguno de los shows y conversaciones con destacados científicos nacionales. 

Las únicas dos mujeres del área de Ingeniería del observatorio Alma contaron sus fascinantes experiencias desde el escenario en una charla llamada “Un día en el observatorio”, de la ingeniera civil telemática, Camila Martinez con la ingeniera en automatización, Guillermina Ponce. Luego presentaron los astrónomos María Fernanda Durán, Luis Chavarría y desde las artes escénicas, estuvieron presentes la obra de teatro “Niña Alien”, la lectura dramatizada de “Kelü” con Blanca Lewin y el cuentacuentos Nico Toro a cargo del relato de “Aquí Estamos, Notas para Vivir en el Planeta Tierra”, texto de Oliver Jeffers de la editorial Fondo de Cultura Económica.

Para finalizar y ya llegando la noche, el concierto audiovisual “Adoradores del Sol” fue una experiencia aclamada por su belleza y profundidad y una pausa para relevar también cómo el arte digital se fusiona en el campo de la astronomía. A cargo del renombrado colectivo Delight Lab, en colaboración con el artista digital Marco Martínez, el músico Cuti Aste y la cellista Ángela Acuña.  

Para terminar, “Umile, Drone Light Show” presentó 150 drones que hicieron soñar y mirar el cielo con un despliegue impresionante de figuras inspiradas en el universo con la gran sorpresa de la participación del compositor nacional Carlos Cabezas. El músico acompañó la coreografía de los drones a través de un relato que llevó a viajar por el universo acompañado de la pieza musical Octavo Pasajero PN, de la DJ y productora musical Fernanda Arrau, quien compuso esta obra usando parte de los sonidos de radioastronomía captados por el Radiotelescopio ALMA. 

En el cielo se proyectaron figuras como el Bing Bang, el Meli Witran Mapu, el sistema solar y cuando se dibujó la imagen de América Invertida el músico relató cómo esta cosmovisión sirvió, entre otras visiones indígenas del mundo, al uruguayo Joaquín Torres García. Las figuras de Chile y del astronauta fueron, sin duda, las más aplaudidas.

 

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content