10:30 -Viernes 24 Mayo 2024
6.9 C
Santiago

Palestina: Una tragedia humanitaria que no se detiene

El desastre humanitario provocado en Gaza por Israel es un genocidio en tiempo real. Hasta el reporte oficial del 8 de noviembre, a un mes de iniciados los bombardeos, la invasión y el brutal bloqueo a la franja. 10.500 palestinos se cuentan como víctimas de una política de exterminio azuzadas por un gobierno de extrema derecha que cuenta con Estados Unidos como aliado político y militar.

Con las fuerzas de Israel rodeando la ciudad de Gaza, en las últimas horas han comenzado bombardeos a escuelas, que funcionan como centros de refugiados, el último ataque cobró al menos 200 víctimas. Pero el drama no acaba allí, el agua potable escasea, y la ayuda humanitaria llega en contados camiones, debido al impedimento de Israel, de permitir la entrada. Pese a que es Egipto quien mantiene la soberanía del paso de Rafah, este paso ha sido bombardeado al menos 2 veces en este último mes.

Claudia Yarur, es miembro del Movimiento, Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), movimiento que busca boicotear, comercialmente y sancionar, a Israel por su ocupación ilegal de tierras del pueblo palestino. También es parte de la Coordinadora por Palestina, creada recientemente para actuar de manera organizada frente a esta tragedia. Claudia Yarur, señala: “No tengo palabras para describir el horror, que está viviendo la gente allá”.

Además, la dirigenta declara: “Todos los movimientos sociales que creen que se deben respetar los derechos humanos, tenemos que estar alineados, para exigirle al gobierno de Boric, y así como a todos los gobiernos del mundo, que se rompan las relaciones con el Estado de Israel, porque esa es una estrategia para exigirle al Estado de Israel, que respete los derechos humanos de Palestina, y que respete el derecho internacional y que ponga fin a este genocidio”.

Por otro lado, la dirigente social, comenta que esta política de exterminio, proviene desde la creación del Estado de Israel. Además, apunta a que los medios de comunicación hegemónicos entregan un relato que “facilitan que en el mundo haya una especie de consentimiento, o de observar esta persecución contra el pueblo palestino, como si fuese algo aceptable”.

La semana pasada, el medio de derecha Infobae, de Argentina, publico en su noticiario una noticia falsa, proveniente de una captura de Telegram, en donde se informaba que el partido extremista Hamas, autor de los ataques y secuestros a colonos y militares israelitas, agradecía al gobierno de Chile y Bolivia por sus medidas diplomáticas adoptadas. Esta información fue rápidamente replicada, por La Tercera, Bio-bío, Emol, ADN y Cooperativa, y aunque algunos rectificarón la información, se repite la práctica de la desinformación, al igual que con la noticia falsa de unos supuestos bebes decapitados por Las Brigadas Al-Qassam de Hamas.

Presiones diplomáticas

En el marco de esta tragedia humanitaria, han renunciado 2 altos funcionarios de las Naciones Unidas relacionados con los derechos humanos, ante la imposibilidad de actuar, prefirieron renunciar a ser la cara visible de un genocidio.

Adicionalmente, la semana pasada un grupo de 8 países, llamo a consulta a sus embajadores en suelo israelita, se trata de Colombia, Chile, Honduras, Chad, Turquía, Sudáfrica, Jordania y Bharéin, mientras que Bolivia rompió relaciones diplomáticas formalmente. La sorpresa fue mayor en nuestro continente, cuando el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declarará que no romperá relaciones diplomáticas con Israel, desentonando con la tónica mostrada por los llamados gobernantes progresistas.

El ex candidato presidencial, actual alcalde de Recoleta y militante comunista de ascendencia Palestina, Daniel Jadue declara: “¿Qué más tiene que ocurrir para que los gobiernos y los Estados, que dicen defender los derechos humanos y condenar sus violaciones, vengan de donde vengan, tomen acciones mucho más concretas para detener la masacre?”.

Agregando que, si bien, la medida tomada por el gobierno “parece apuntar en la dirección correcta”, en vistas que la política genocida de Israel continua, se debe pensar en ir un paso más allá y romper relaciones diplomáticas con este estado, que no respeta el derecho internacional.

La solidaridad de los pueblos

Tal y como informamos en nuestra emisora, este sábado se vivió una masiva manifestación Santiago de Chile, que además fue replicada en diferentes ciudades del país, en solidaridad con el pueblo Palestino, esta fue convocada por la Coordinadora por Palestina.

En cientos de ciudades, de África, Europa, Asia y toda América en su conjunto, día a día se viven múltiples manifestaciones en repudio al actuar criminal del ejército de Israel y el gobierno genocida de Benjamín Netanyahu, cada vez más desacreditado tanto en su tierra como internacionalmente.

Los sindicatos de portuarios y estibadores, derechamente, se han lanzado a boicotear el envío de armas a Israel. Bélgica, Estados Unidos y en última instancia trabajadores portuarios de Génova, en Italia y Barcelona, en España, se unen al bloqueo de los envíos armamentísticos.

Daniel Jadue, comenta: “Me parece un ejemplo a seguir, de parte de todos los sindicatos de trabajadores portuarios, no solo en estos países, sino que en todo el mundo. Creo que la presión debe venir de todos los ámbitos sociales, y creo que, efectivamente, debe plantearse un boicot económico, cultural y académico”.

Ante un bombardeo que ha dejado fuera de funcionamiento a 16 hospitales, Las Fuerzas Aéreas de Jordania enviaron unos paquetes de ayuda humanitaria de carácter urgente para los hospitales, aún se mantienen en pie. Mientras tanto, Emiratos Árabes Unidos, donará un hospital de campaña con 150 camas, para Gaza. El único problema es que Israel, podría no permitir el paso para la instalación de este, hospital humanitario.

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content