08:08 -Martes 16 Abril 2024
10.9 C
Santiago

Nelson Caucoto a 50 años del Golpe: “El carácter imprescriptible de estos crímenes, es la mejor lección que podemos dejar a las futuras generaciones”

Una declaración firmaron recientemente abogadas y abogados del Comité de Cooperación para la Paz y de la Vicaría de la Solidaridad, respecto a disponer su testimonio y experiencia en la búsqueda de la verdad y la justicia, en el marco de los 50 años.

En ella también llaman a la ciudadanía  a que la reflexión en torno al Golpe de Estado, “no  se convierta en un campo de batalla interminable sino en una imborrable lección para el futuro”.

Nelson Caucoto, abogado emblemático de la Vicaría, apuntó a la importancia ética de no olvidar frente a un nuevo escenario de negacionismo y relativismo y a conocer sobre los avances en materia de justicia: 

“Estos 50 años deben llevarnos a pensar fundamentalmente a aquello que vivimos el Golpe: qué hicimos, cuál fue el papel de las instituciones, el comportamiento que jugaron después, para poder palpar lo que queda en el sustrato ético de la sociedad que no va aceptar jamás lo que sucedió”.

Teniendo en cuenta la gravedad de la desinformación que aleja a la opinión pública de hechos relevantes recientes, citó la condena con presidio de más de 100 agentes del Estado, involucrados en la Operación Colombo, Calle Conferencia, Villa Grimaldi, Caso La Moneda, entre  otros.

Avances en justicia

Por otro lado, el abogado valoró que en la sociedad se ha establecido el carácter imprescriptible de estos crímenes, lo que sería un signo de un progreso admitido: “Nadie dice nada porque está es una verdad transversal es una reivindicación histórica y cultural del pueblo de Chile. Es la mejor lección que podemos dejar a las futuras generaciones. Ni la ultraderecha discute por qué hay juicios juicios después de los 50 años”.

Respecto a la impunidad biológica, donde familiares de víctimas del terrorismo de Estado han muerto sin saber de sus paraderos o sin condena de los culpables, el abogado señaló que ha existido una grave demora en dotación institucional por décadas, pero aún existiendo ese daño, hoy no se está en cero:

“La justicia cuando es tardía no es justicia, pero peor es que no existiera nada. El sistema judicial comenzó a funcionar a partir del año 2003. Hubo 30 años antes donde no tuvimos justicia; donde los condenados no se auto confesaron, ni se arrepintieron, ni denunciaron. La justicia ha llegado tarde, cuando tienen más edad, pero ha llegado”.

“Creo que no hay país en el mundo que esté haciendo lo que está haciendo Chile, ni en América ni en el mundo. Cuando han pasado 50 años y recién se está viendo estos casos, opera la impunidad biológica y esa es la parte gris. Pero el otro lado, es que se están dictando las condenas, que hay juicios. Hay más de 1400 en la justicia, ¿qué país tiene eso, por favor?”, expresó.

Respecto a las actitudes a nivel político desde el oficialismo, Nelson Caucoto, se refirió a las acciones del gobierno acerca de estas violaciones de derechos humanos históricas, donde estimó positivamente los esfuerzos puestos en el Plan de Búsqueda, y consideró deseable su mantenimiento en el tiempo, de modo de generar una voluntad que involucre hasta la más alta magistratura, sostuvo. 

 

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content