02:28 -Martes 16 Abril 2024
11.8 C
Santiago

Mensajes claves del Ministro de Relaciones Exteriores Qin Gang: “China va a aplicar con firmeza la política exterior independiente y de paz, así como la estrategia de apertura de beneficios mutuos y ganancias compartidas”

Los temas principales de la conferencia de prensa internacional del ministro Qin Gang:

El mundo actual está experimentando cambios nunca vistos en una centuria. China va a aplicar con firmeza la política exterior independiente y de paz, así como la estrategia de apertura de beneficios mutuos y ganancias compartidas, para ser siempre constructor de la paz mundial, contribuyente al desarrollo global y defensor del orden internacional.

  1. La Diplomacia China

La diplomacia china ha presionado la “tecla aceleradora” y tocado el “clarín de convocatoria”.

Vamos a tomar la diplomacia de Jefe de Estado como guía, y hacer nuestro mejor esfuerzo para llevar a buen término las dos principales actividades diplomáticas de anfitriona, que son la primera Cumbre China-Asia Central y el Tercer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, con miras a patentizar de continuo la característica distintiva de la diplomacia china.

Vamos a tomar la defensa de los intereses vitales como misión, y rechazar categóricamente toda forma del hegemonismo y la política de la fuerza, la mentalidad de la Guerra Fría, la confrontación entre bloques, así como la contención y la represión, con el fin de defender resueltamente la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país.

Vamos a tomar las asociaciones como apuntalamiento, fomentar la coordinación y la interacción virtuosa entre los grandes países, desarrollar cooperaciones amistosas con los demás países, y promover la edificación de un nuevo tipo de relaciones internacionales. China ha ampliado cada vez más su círculo de amigos, hecho más nuevos amigos y consolidado las viejas amistades.

Vamos a tomar la apertura y el desarrollo como objetivo, ponernos al servicio del desarrollo de alta calidad y la apertura al exterior de alto nivel del país, oponernos al desacoplamiento, el corte de cadenas y las sanciones unilaterales, y preservar una economía mundial abierta e inclusiva, en aras de ofrecer nuevas oportunidades al mundo con el nuevo desarrollo de China.

Vamos a tomar el multilateralismo como camino, promover la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad, avanzar en la democratización de las relaciones internacionales, e impulsar la gobernanza global hacia un rumbo más justo y razonable, con miras a aportar más y mejores sabiduría y propuestas chinas a la solución de los desafíos comunes de la humanidad.

Vamos a tomar la “diplomacia para el pueblo” como concepto, tener siempre presentes las necesidades y la seguridad de los compatriotas chinos en el ultramar, asumir la responsabilidad de servir al pueblo, fortalecer los servicios y la protección a favor de los ciudadanos e instituciones chinos en el ultramar, de manera que los intercambios entre China y el extranjero sean más seguros y convenientes.

La nueva expedición que inicia la diplomacia china es una prolongada marcha hacia la gloria y el sueño, y una larga navegación surcando oleajes tormentosos. Esta gloria se evidenciará aún más por lo arduos que sean los esfuerzos para su conquista.

Bajo el firme liderazgo del Comité Central del Partido nucleado en torno al camarada Xi Jinping, vamos a poner en práctica el Pensamiento de Xi Jinping sobre la Diplomacia, implementar los principios rectores del XX Congreso Nacional del Partido, persistir siempre en el propósito de nuestra política exterior de salvaguardar la paz mundial y promover el desarrollo compartido, salir al encuentro de las dificultades y asumir las responsabilidades, con miras a propiciar un entorno externo favorable para la construcción integral de un país socialista moderno, y escribir nuevos capítulos de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas de la nueva era.

  1. La Modernización China

La materialización de la modernización por un país con más de 1.400 millones de habitantes será una proeza sin precedentes en la historia humana. Esto reviste una gran trascendencia mundial.

La modernización china ha dado solución a muchos problemas del desarrollo de la sociedad humana, roto el mito de que la modernización es equivalente a la occidentalización, y creado nuevas formas de la civilización humana. También ha dado a los diversos países del mundo, especialmente los en desarrollo, importantes inspiraciones que se pueden reflejar por lo menos en los siguientes cinco aspectos: Primero, la independencia. Segundo, poner al pueblo por encima de todo. Tercero, el desarrollo pacífico. Cuarto, la apertura y la inclusión. Quinto, la lucha unida.

La modernización china es viable porque se desarrolla en la tierra china, se arraiga en la cultura china y corresponde a las realidades chinas. Los éxitos del desarrollo de China han puesto de pleno manifiesto que todos los países tienen pleno derecho y capacidad para elegir su propio camino y tomar firmemente su destino en sus propias manos.

La modernización no debe ser una al servicio de un pequeño número de países o personas, ni una para hacer más ricos a los ricos, y más pobres a los pobres, ni tampoco una que conduzca al empobrecimiento cultural, la degradación moral y el desorden. Los pueblos de los distintos países deben tener el derecho a desarrollarse como iguales y buscar la felicidad.

La modernización china no se materializa con la guerra, la colonización, ni el saqueo, sino con adhesión a la paz, el desarrollo, la cooperación de ganancias compartidas y la convivencia armoniosa entre la humanidad y la naturaleza. Es un flamante camino distinto a la modernización occidental.

La modernización de los seres humanos no debe ser un espectáculo de una sola flor, sino cien flores en pleno florecimiento. Hay que respetar a todos los países a seguir los caminos de modernización acordes con sus realidades nacionales, así como intercambiarse y aprenderse mutuamente, para conseguir su esplendoroso desarrollo y compartir lo hermoso de cada uno entre todos.

Las exitosas experiencias del desarrollo de China han puesto de pleno manifiesto que quedarse divididos como granos de arena no tendrá futuro, que sólo con la lucha unida nacerá la fuerza, y que es imperativo implementar resueltamente el plan maestro, como bambúes enraizados tenazmente en la roca, hasta alcanzar las metas finales. Si se disputan y pelean entre distintos partidos políticos, se quedan en retórica sin tomar acciones o cambian las políticas con arbitrariedad como lo han hecho algunos países, el plan maestro, por muy bueno que sea, no será más que dibujar pasteles para apagar el hambre y un papel mojado.

El proceso de la modernización china contribuye al robustecimiento de las fuerzas por la paz, la justicia y el progreso del mundo. Esperamos y también estamos convencidos de que serán cada vez más los países que se encarrilan por el camino hacia la modernización, haciendo así realidad el sueño de la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

III. Las relaciones chino-rusas

Los grandes países deben tener bien pensado lo que quiere el uno con el otro — construir bloques cerrados y exclusivos, o fomentar una amistad abierta y sincera. China y Rusia han encontrado un camino de trato entre los grandes países caracterizado por la confianza mutua estratégica y la buena vecindad, estableciendo así un ejemplo del nuevo tipo de relaciones internacionales.

Algunos países se inclinan a ver las relaciones sino-rusas a través de la lente de las alianzas de la Guerra Fría, y lo que ven no es sino su propia imagen.

Las vinculaciones sino-rusas se basan en la no alineación, no confrontación y no apuntación contra terceras partes, no suponen amenaza para ningún país del mundo, ni están sujetas a la interferencia y la discordia sembrada por ninguna tercera parte.

Con los esfuerzos aunados entre China y Rusia, la multipolarización mundial y la democratización de las relaciones internacionales contarán con mayor fuerza motriz, y el equilibrio y la estabilidad estratégicos globales estarán mejor garantizados. Cuanto más turbulento e inseguro sea el mundo, más necesario será el desarrollo estable de las relaciones sino-rusas.

Se usarán las monedas siempre que sean convenientes, seguras y fiables. Las monedas internacionales no deben ser la carta de triunfo para las sanciones unilaterales, ni mucho menos el sinónimo de la matonería y la coacción.

  1. La Gobernanza Global

En los diez años transcurridos de la nueva era, el Presidente Xi Jinping ha planteado sucesivamente una serie de importantes iniciativas y propuestas. El mensaje central de estos conceptos radica en que los países son interdependientes, la humanidad comparte el mismo futuro, y la comunidad internacional debe unirse para la cooperación.

La gobernanza global debe observar las leyes y acatar los principios del derecho internacional consagrados en la Carta de la ONU; debe persistir en la equidad y la justicia, rechazar la hegemonía y los intereses egoístas; debe persistir en la solidaridad y abandonar la división y la confrontación.

Los países en desarrollo tienen una población que representa más del 80% de la mundial, y aportan más del 70% del crecimiento económico mundial. Los pueblos de los países en desarrollo deben tener el derecho a una vida mejor, mientras que los países en desarrollo deben disfrutar de una mayor representación y derecho a la voz en los asuntos internacionales.

China persistirá siempre en tener presente al resto del mundo y participará activamente en el proceso de la gobernanza global, con miras a hacer mayores contribuciones a la paz y el desarrollo del mundo, y a la causa del progreso de la humanidad.

  1. Las Relaciones Sino-estadounidenses

EE.UU. está gravemente desviado de una correcta percepción y definición sobre China, al tomar a China como su rival principal y su mayor desafío geopolítico, lo cual ha devenido en el desvío total de su política hacia China de la acertada vía racional y sana.

Esta supuesta “competencia” es imponer contención y represión en todos los aspectos y practicar el juego de suma cero en que uno sobrevive y el otro perece.

EE.UU. no deja de repetir la necesidad de respetar las reglas. Pero, si un atleta, en lugar de centrarse en dar lo mejor de sí, siempre trata de hacer tropezar o incluso lesionar al otro, eso no es una competencia leal sino una confrontación maliciosa y una falta.

Este supuesto “poner barandillas” o “no tener conflictos” busca, en realidad, precisamente impedir a China que se defienda ante ataques y calumnias. ¡Pero lo que pretenda no se saldrá con la suya!

Si la parte estadounidense no pisa el freno y sigue con locura este camino erróneo, las barandillas, por más que haya, no podrán proteger el tren del descarrilamiento y el vuelco, y las relaciones bilaterales se hundirán sin duda en el conflicto y la confrontación. ¿Quién podrá asumir sus consecuencias catastróficas? Este tipo de competencia es, en realidad, un juego imprudente con los intereses fundamentales de los dos pueblos e incluso el futuro de los seres humanos como la apuesta. Por supuesto, China lo rechaza contundentemente.

Si EE.UU. tiene la ambición de volver a ser grande, debe tener la visión inclusiva de permitir el desarrollo de otros países. Contener y reprimir a los otros no hará grande a EE.UU., ni mucho menos detendrá los pasos de China hacia la revitalización.

Lo que determina las relaciones sino-estadounidenses debe ser los intereses y responsabilidades comunes de los dos países y la amistad entre sus pueblos, en lugar de la política doméstica de EE.UU. y el histérico nuevo macartismo.

Esperamos que la administración estadounidense escuche concienzudamente la voz de los dos pueblos, elimine la ansiedad estratégica sobre la “inflación de amenaza”, abandone la mentalidad de la Guerra Fría del juego de suma cero, renuncie ser secuestrada por “lo políticamente correcto”, cumpla sus compromisos y avance hacia la misma dirección con China, para encontrar conjuntamente el camino acertado de tratarse entre sí que beneficie tanto a los dos países como al mundo entero.

  1. La cuestión de Taiwan

Resolver la cuestión de Taiwan es un asunto propio de los chinos y ningún otro país tiene el derecho a intervenir en esto.

Para ambas orillas del Estrecho, tenemos un mismo hogar que se llama China.

La cuestión de Taiwan es el núcleo de los intereses medulares de China. Para las relaciones sino-estadounidenses, esta cuestión constituye el fundamento de su base política y la primera línea roja que no se puede cruzar.

El pueblo chino tiene pleno derecho a preguntar: ¿Por qué EE.UU. viene hablando largo y tendido sobre el respeto a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, pero no respeta la soberanía y la integridad territorial de China en la cuestión de Taiwan? ¿Por qué EE.UU. por un lado exige a China no proporcionar armas a Rusia, pero por el otro, viene vendiendo armas a Taiwan por largo tiempo en violación del Comunicado del 17 de Agosto? ¿Por qué EE.UU. por un lado viene hablando de la defensa de la paz y la estabilidad de la región, pero por el otro, ha elaborado en secreto el supuesto “plan para la destrucción de Taiwan”?

La secesión por la “independencia de Taiwan” es nada compatible con la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwan, como el agua y el fuego. Para la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwan, su amenaza real es las fuerzas secesionistas por la “independencia de Taiwan”, su clave estabilizadora, el principio de una sola China, y su verdadera barandilla, los tres Comunicados Conjuntos entre China y EE.UU..

De no ser abordada adecuadamente, la cuestión de Taiwan haría sacudir los lazos sino-estadounidenses.

Si EE.UU. de veras espera un Estrecho de Taiwan tranquilo y estable, deberá dejar de contener a China mediante Taiwan, retornarse a la esencia del principio de una sola China, acatar sus compromisos políticos contraídos ante China, y rechazar y detener explícitamente la “independencia de Taiwan”.

VII. La cuestión de Ucrania

La crisis de Ucrania es una tragedia que hubiera podido ser evitada. El punto al que ha llegado esta crisis hoy día ha dejado dolorosas lecciones y merece profundas reflexiones de todas las partes.

Son bien complejos el contexto histórico y las causas reales de esta crisis, cuya esencia es el gran estallido de las contradicciones en la gobernanza de seguridad de Europa.

Siempre hemos hecho nuestro juicio de forma independiente según lo justo y lo erróneo de cada asunto. Entre la paz y la guerra, apostamos por la paz; entre el diálogo y la sanción, por el diálogo; entre la desescalada y la incitación, por la desescalada.

China no provocó esta crisis, y tampoco es una parte involucrada en la misma, ni ha proporcionado armas a ninguna de las partes del conflicto. ¡Qué ha hecho China para merecer ser culpada, e incluso sancionada y amenazada! ¡De ninguna manera lo aceptaremos!

Lamentablemente, los esfuerzos a favor de las conversaciones por la paz han sido socavados una y otra vez. Parece que hay una mano invisible que está incitando la prolongación y la escalada de la crisis, en un intento de someter la crisis de Ucrania al servicio de cierta pretensión geopolítica.

Actualmente, la crisis de Ucrania ha llegado a una coyuntura crítica. O se detienen las hostilidades, se recupera la paz y se encarrila por la vía de la solución política, o se echa leña al fuego y se expande la crisis hasta el abismo de la pérdida de control. En vez del conflicto, la sanción y la presión, que no contribuyen nada a la solución de los problemas, lo que se necesita ahora es la calma, la razón y el diálogo. Es imperativo reanudar tan pronto como posible el proceso de las conversaciones por la paz, y respetar las preocupaciones de seguridad legítimas de todas las partes. Este es el camino acertado conducente a la seguridad duradera de Europa.

VIII. La Franja y la Ruta

 La Iniciativa de la Franja y la Ruta es un bien público de calidad lanzado por China, construido entre las diversas partes y compartido por el mundo. Su alta calidad queda evidenciada en sus elevados estándares, sostenibilidad y beneficios para los pueblos. Gracias a su calidad y utilidad, es ampliamente acogida.

A una década desde su planteamiento, la Iniciativa de la Franja y la Ruta ha pasado de un plan maestro a la realidad, traducida en resultados reales de desarrollo de los diversos países y beneficios tangibles para los pueblos. Una década de esfuerzos ha tendido un camino hacia el desarrollo común y creado numerosos proyectos emblemáticos nacionales, obras beneficiosas para los pueblos e hitos de cooperación.

La Franja y la Ruta constituye una iniciativa práctica y abierta, con adhesión a los principios de consultas extensivas, contribución conjunta y beneficios compartidos, y con una característica destacada de plenas consultas en la cooperación, y amistad y buena fe en los intercambios.

En cuanto a las iniciativas de otros países, todas las saludamos, siempre que no tracen líneas ideológicas; todas las queremos ver triunfar, siempre que no tengan cálculos geopolíticos egoístas.

Al hablar de la supuesta “trampa de la deuda”, de ninguna manera será China quien deba responsabilizarse.

China siempre se ha dedicado a aliviar las dificultades de los países concernientes y hecho la mayor contribución a la Iniciativa del G20 de Suspensión del Servicio de la Deuda (ISSD). China seguirá participando en la solución del problema de la deuda internacional con una actitud constructiva. Al mismo tiempo, también exhortamos a las otras partes a tomar acciones conjuntas y compartir la carga de manera justa. Mediante consultas entre las diversas partes, habrá sin duda más soluciones que problemas.

  1. Las Relaciones chino-japonesas

Para construir las relaciones sino-japonesas de la nueva era, hay que honrar los compromisos, tomar la historia como referencia, defender el orden y persistir en los beneficios mutuos y las ganancias compartidas.

Olvidar la historia es traicionarla, y negar el crimen es repetirlo.

La parte china siempre trata a Japón con buena fe y espera tener buena vecindad y amistad. Pero si algunos de Japón, en lugar de considerar al vecino como socio, procuran beneficios propios a expensas del vecino, e incluso toman parte en la nueva Guerra Fría contra China, entonces a las viejas heridas aún por sanar, se les añadirán nuevos dolores a ambos países.

El orden internacional de hoy se basa en la victoria de la Guerra Antifascista Mundial, y se ha logrado con la vida y la sangre de 35 millones de soldados y civiles chinos. Todo tipo de revisionismo histórico que desafíe el orden internacional tras la Segunda Guerra Mundial y la justicia internacional no lo aceptará en absoluto el pueblo chino.

  1. La Estrategia del Indo-Pacífico

La Estrategia del Indo-Pacífico de EE.UU., que supuestamente apuesta por defender la libertad y la apertura, salvaguardar la seguridad regional y promover la prosperidad de la región, es en realidad una intentona de apandillar camarillas para formar pequeños círculos cerrados y excluyentes, provocar la confrontación mediante la fraguación de una “OTAN en su versión del Asia-Pacífico”, y socavar el proceso de integración regional a través del desacoplamiento y el corte de cadenas.

EE.UU. pregona abiertamente su intención de “dar forma al entorno estratégico en que opera China”, lo cual justamente deja al descubierto el verdadero objetivo de la Estrategia del Indo-Pacífico de asediar a China. Tal intentona no hará más que impactar la arquitectura de cooperación regional abierta e inclusiva centrada en la ASEAN, y perjudicar los intereses en conjunto y de largo plazo de los países de la región. Por ende, está destinada a fracasar.

Asia debe ser un escenario para la cooperación de ganancias compartidas, en vez de un tablero de juego geopolítico. En Asia, no se debe permitir en absoluto la repetición de ninguna Guerra Fría, ni la reproducción de ninguna crisis como la de Ucrania.

Entonces, ¿en quién confiar en términos de seguridad y economía? Creo que es menester unirnos para superar juntos las dificultades, procurar la seguridad y promover el desarrollo con esfuerzos aunados, y trabajar juntos por construir una comunidad de futuro compartido más estrecha en la vecindad.

  1. La Política de China hacia el Oriente Medio

China respeta plenamente la posición de los países del Oriente Medio como dueños de sus propios asuntos, y no va a rellenar el supuesto “vacío”, ni formar pequeños círculos excluyentes. Para el Oriente Medio, China aspira a ser un promotor para la seguridad y la estabilidad, un cooperante para el desarrollo y la prosperidad, y un impulsor para la unidad y el autorobustecimiento.

XII. La Diplomacia de Lobos Guerreros

La supuesta “diplomacia de lobos guerreros” no es sino una trampa discursiva. Los que acuñan el término y tienden la trampa o bien son ignorantes de China y su diplomacia, o bien son motivados por intenciones ocultas sin tener en cuenta los hechos.

La diplomacia china tiene suficiente buena fe y amabilidad, pero cuando haya chacales y lobos que nos bloqueen el camino y nos ataquen, los diplomáticos chinos no tendremos otra opción que hacer frente a ellos y proteger nuestro país.

XIII. Las Relaciones chino-europeas

Desplegar intercambios entre sí es una decisión plenamente independiente tomada por ambas partes en función de nuestros respectivos intereses estratégicos. Las relaciones sino-europeas no están apuntadas a, ni subyugadas a, ni controladas por ninguna tercera parte.

Esperamos que Europa, con la dolorosa crisis de Ucrania en la mente, materialice verdaderamente la autonomía estratégica y haga realidad la paz y la estabilidad duraderas.

XIV. El Derecho a Voz de China a Nivel Internacional

Hoy en día, China está acercándose cada día más al centro del escenario mundial. En comparación con el pasado, lo relacionado con China ya se figura entre los trending topics y capta la atención internacional con mayor frecuencia. Sin embargo, todavía no tenemos suficientes micrófonos en nuestras manos, y nuestra voz no es suficientemente fuerte. Aún no son pocos los monopolizadores de micrófonos, ni son pocos los ruidos y notas discordantes sobre China.

Cuando se trata de potenciar el derecho a voz de China a nivel internacional, los jóvenes chinos de nuestro tiempo tienen un papel indispensable que desempeñar.

Los jóvenes han de confiarse en sí mismos. Espero que los jóvenes, en medio de las prácticas, refuercen constantemente su voluntad, coraje y determinación, miren al mundo a los ojos y dialoguen con el mundo en pie de igualdad para compartir sus perspectivas únicas, hacer sus voces escuchadas y contarle al mundo quiénes son.

Los jóvenes han de ser emprendedores. Si la modernización del occidente es un preludio de la modernización de los seres humanos, el desarrollo y el progreso de los países en desarrollo, con China incluida, compondrán la sinfonía de la modernización de la humanidad, y los jóvenes chinos serán las notas más dinámicas y hermosas de esta pieza sinfónica con su búsqueda incesante del sueño.

Los jóvenes han de ser abiertos. Deben cultivar una visión global, y salir al exterior para asimilar las fortalezas de los demás mediante intercambios y aprendizaje mutuo. Ustedes tienen que observar el mundo con sus propios ojos y contar al mundo lo que es China con sus propias palabras.

image_pdfDescarga como PDFimage_printImprime este artículo

Artículos Recientes

spot_img

Te podría interesar

Skip to content